domingo, 14 de mayo de 2017

A DESTIEMPO

"Te amé como se aman
las cosas que no ocurren"

Fernando Beltrán

Cultura inquieta


Como un árbol cuya flor se anticipa a la primavera o una fruta que madura en soledad, cuando ya los jornaleros abandonaron los campos a su suerte. Así, a destiempo y sin pedir permiso sucede a veces la vida. 



4 comentarios:

  1. Y así nos pilla a veces, desprevenidos, con los bolsillos vacíos de andar por senderos de tierra, y flores.

    ResponderEliminar
  2. Sin más prueba de lo vivido que un poco de arena en los bolsillos.
    Cuánto te añoro, querida Almu.

    ResponderEliminar
  3. Desprevenidos: si. Sin pedir permiso: también. Pero a destiempo: yo opino que no.
    Hay sentires que no deberían dejarnos nunca... que no deberíamos dejar que nos dejen nunca. Hay que traerlos puestos como una segunda piel que nos multiplica la percepción del mundo; que nos haga sentir lo más bello que hay en el mundo.; que nos llene de luz, colores y magia nuestras vidas.

    Siempre me ha maravillado la forma en que abrimos puertas para percibir lo que nuestros ojos no pueden ver: el microscopio y el telescopio en los extremos. Pero hay algo que nos permite ver otras cosas; lo que tenemos dentro y la belleza del alma de los que amamos. Para amar, el tiempo debe ser siempre hoy.
    Un amoroso abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hago mía tu frase: "para amar, el tiempo debe ser hoy". Quizá esta sea la fórmula exacta del milagro.

    ResponderEliminar